viernes, 28 de abril de 2017

EN LUCHA CONTINUADA





EN LUCHA CONTINUADA

 

      La Aldea, San Nicolás de Tolentino, La Aldea de San Nicolás: nombres de un pueblo mil y una vez olvidados por gobiernos y políticos de turno. Mucho se ha escrito y hablado por la mejora de sus vías de comunicación, duelen mucho los dedos y la inflamación en muchas gargantas por el desvergonzado incumplimiento político tantas veces prometido. Les recuerdo que no les debemos “promesas”, Ustedes nos deben hechos, por la razón de nuestros impuestos y por justicia razonada.

      Entre el gobierno de España y autonómico de Canarias, continúa la partida de las tres en raya en la que hace más de treinta años comenzaron a mover piedras. Nunca una partida duró tanto, y es qué, cuando los contendientes son tan malos, nefastos e interesados en menospreciar a los ciudadanos por el esfuerzo y sacrificio en mejorar sus vidas para poder así: contribuir y pagar desproporcionados sueldos a una mayoría de acomodados y vividores que pregonan ser nuestros representantes. Será el día de cobro.

      En la década de los años 30 del siglo pasado, el Cabildo de Gran Canaria y el Automóvil Club con tecnología rudimentaria donde el esfuerzo lo aportaba mayoritariamente el hombre, hicieron mucho más por las carreteras y senderos de comunicación con menor población, menos contribuyentes y menor presupuesto, que lo que han hecho los gobiernos en 35 años con tecnología sofisticada y mínimo esfuerzo humano. Aún siguen rayándose piedras.

      El 18 de febrero de 2009 se adjudican las obras del tramo La Aldea- El Risco por un presupuesto de 87.921.866,19 euros y con el plazo de finalización de septiembre de 2012. Los aldeanos esperaban al menos, tener terminada la carretera hasta El Risco, de la jurisdicción de Agaete, que comprende la mitad aproximadamente del camino entre los dos municipios.

      El viernes 7 de abril del año en curso, con fanfarria, platillos y politiqueo incluidos, después de 8 años de sufrimientos, cabreos y ruina se inaugura los siete kilómetros que han costado más de 98 millones de euros. Un gran esfuerzo de los gobiernos en lid en este siglo XXI, que han logrado terminar con la inestimable ayuda de las empresas adjudicatarias y utes contratadas, que han hecho todo lo posible por ralentizar las obras.

      La Asociación Foro El Roque Aldeano desde su creación en el 2007, no desfallece en su principal objetivo que se marcó ese año, reivindicar que las obras de la nueva carretera La Aldea-Agaete culminen. La Asociación ha sido plato de comida no comestible en ciertos foros políticos y particulares; ha tragado sapos, humillaciones, desplantes, arrogancias, intolerancias, malos modos y comportamientos caciquiles. Han denunciado públicamente la palabra y la escritura en las promesas dadas, que terminaron en falsarias mentiras por aquellos que nos representan.

      Juntos iremos de la mano con el Foro Roque Aldeano y el pueblo de La Aldea, unidos retomamos la peregrinación hacia los ministerios. Tocaremos en las puertas de los gobiernos de Canarias, España, Europa y las del resto del Mundo que nos quiera escuchar. Continuamos con las concentraciones e informaremos a los medios de comunicación los aconteceres de nuestra lucha. Decirle a la CLASE política, que aún faltan aproximadamente 7 kilómetros para la conclusión de la obra.

 

NOS LA DEBEN POR NECESIDAD DE FUTURO Y POR JUSTICIA

 

¡¡¡LA LUCHA CONTINÚA!!!

 

 

 

José Antonio del Rosario

viernes, 14 de abril de 2017

EL REGRESO DE LA PLUTOCRACIA




EL REGRESO DE LA PLUTOCRACIA

 

      Los gobiernos en nuestras islas, no son mejor ni peor que cualquier pueblo perdido por esos andurriales de Canarias. Pero en ellos sus ciudadanos son más felices, solidarios, honrados y decentes. En el decadente estado social en que nos encontramos como el presente, la penuria de los de abajo da pié a la falta de vergüenza de los de arriba.

      Hoy, la escala social en los gobiernos se gradúa por el dinero, nuestros “representantes” y todos aquellos al que favores deben, pasan por ellos sabiendo que han amasado con sudor ajeno un caudal propio. Para nada importa la condición de inteligencia, en los principios de nuestra Democracia, el elogio hoy más usado es la soberbiar antes que ponderar las cualidades del elogiado, no hay cosa que más le enaltezca que alabarle su posición económica. De nada vale en la actualidad el que merece el calificativo de ilustrado.

      No se puede culpar a la ciudadanía por la importancia de su pública opinión, esta no se forma libremente, es la consecuencia de un cúmulo de necesidades materiales y sociales, paridas por un defectuoso estado social, que por mucho tiempo le obligará a gritar su precaria situación. La revolución impuesta de este caos social nos ha hecho retroceder al camino de la imperfección.

      Desgraciadamente hoy, toda revolución pierde algo de su pureza después de su lucha, y sobre todo cuando ha desaparecido la generación que con ella logró la victoria de una gobernación social y democrática. Los diferentes y variopintos gobiernos que inundan la geografía de Canarias han rescatado la vieja fórmula aristocrática de la PLUTOCRACIA, y es que todavía los hombres y mujeres elegidos o nó que trabajan para los gobiernos y administraciones públicas no conciben estos sin plebeyos.

      La obra plutocrática comenzó de nuevo en 2012, y la mayoría de los ciudadanos han sido incapaces de luchar en contra de su continuidad. Han preferido que una gran mayoría de los que hicieron fortuna con sudor ajeno sigan gobernando. La Ley natural se cumple: las leyes de progreso para la ciudadanía no se realizan nunca, estas, manejadas por el capital continuaran siendo fatales para la humanidad. ¿Por qué poner todo nuestro esfuerzo y nuestra lucha a su servicio? ¿Por qué seguir siendo esclavos de la intolerancia? ¿por qué derrochar nuestras energías en fatales leyes?

      Para este o aquel pueblo no debería haber fatalidad en el progreso, y nosotros no podemos permitir que el nuestro engrose la lista de aquellos que retroceden y mueren, queremos ver como pueblo una nación en pos de la Democracia absoluta. Para eso se lucha.

      El defecto de una gran mayoría de la sociedad, procede de graduar la capacidad del individuo por la cantidad de dinero acumulada, y debería reflexionar porque ese origen tiene en ella su raíz. El político en nuestra sociedad ya es de los excelentes por ir a un gobierno con el objeto de satisfacer su sueño de vanidad, y en la mayoría de las veces quizás sólo acude para justificar el cambio de su vieja rebeca por el ridículo traje de pingüino, importándole un carajo la justa representación social para la que fue elegido.

      Casi todos los gobiernos de esta Canarias plutocrática, no vale ni más ni menos que el de cualquier pueblo o aldea perdido por esos andurriales de nuestra geografía. Porque los hombres y mujeres de gobiernos solo se miden por el dinero.

      Por lo tanto, la mayoría de ellos no son necesarios, si los políticos honrados lo son en esta sociedad plutocrática sólo por la vanidad de lucir un frac más o menos ridículo, no son necesarios tantos organismos, pues los malos políticos, los que van con miras interesadas, no sólo no son necesarios, sino que deben ser perjudiciales.

      Ya solo nos queda ir un poco más abajo, hundirnos un poco más en este charco de oscura miseria para que nuestro pueblo se avergüence de haber llegado a tanta profundidad para regocijo y felicidad de todos aquellos que pregonan ser nuestros “representantes” en su paraíso de la abundancia.

 

 

José Antonio del Rosario

lunes, 3 de abril de 2017

EN BUSCA DE LÍDER





EN BUSCA DE LÍDER

 

      Las formaciones o partidos políticos andan como gallinas cluecas en busca de líder. Recorren el País y no salen de vaguedades ni de vulgaridades, proponiendo y comprometiendo soluciones que nos libre de la precariedad en que otros nos han dejado, y obtienen aplausos y vítores por doquier de aquellos afines y emborrachados de pócimas doctrinales. También los reciben de la mayoría que están hartos de tanto embuste y de la corrupción que diariamente vivimos, estos últimos con mohín de sorna dibujada.

      Tal vez, a su actual líder le falta talento para poner en práctica malas intenciones, quizás apocado por romper la concordia de su tropa por nulo criterio en resolver problemas pendientes. Las arbitrariedades cometidas contra la Democracia, las infames listas de sospechosos de corrupción, las escandalosas invasiones en el poder judicial, la abierta violación de los principios democráticos por los que el pueblo lucha; nada dicen ni allí donde la injusticia reina sola con humillante y ofensiva burla, con intención de herir y ofender la aceptación de la ley.

      Para tan débil arenga propagandística. ¿no era mejor que los brillantes oradores se quedaran en casa? Ni aun imponiendo modelos fascistas y nacionalistas, con continuas amenazas con otras guerras, con otras desigualdades y otros crímenes sociales, no nos apartaran de la senda democrática. Lo que han dado de sí hasta hoy en día la mayoría de indignas coaliciones gobernantes: la indecisión, la cobardía, la clarividencia de que nada puede esperar la mayoría de los ciudadanos de interesadas componendas injustas y censurables.

      Por ese atajo no se selevantan ánimos, se abaten; no despiertan esperanzas, las desvanecen; sólo aparentan honestidad a una acción indecorosa y ruin. En el circo de la política, esos hombres y mujeres parecen que no vivan en este País; ni escuchan ni quieren oír el grito desgarrador de un pueblo al que Ustedes interesadamente les impusieron carencias y necesidades de todo tipo.

      Hombres y mujeres en la política de este País, que en su mayoría ni siquiera tienen la EGB, jamás podrán gobernar con acertado y justo criterio democrático. Rezaran diariamente con cobarde e inquino proceder, en restringir el conocimiento e imponer la oscuridad deliberada para fortalecer ilícitos negocios a costa de la despensa del pueblo. Oran cotidianamente por la vuelta de un antiguo régimen y con pueril escusa mencionan presentes conflictos en otros países, nada dicen que dichos conflictos los crearon las grandes potencias en países donde la Democracia es mera ilusión. Oradores que se limitan a cantar en quejumbrosos escenarios las excelencias de sus desastrosas fusiones en donde la Democracia es la gran ausente.

      Como gallinas sin nidal buscan líder, pero no para dar solución a la precariedad de pobreza y servicios que por decreto impusieron a los ciudadanos de este País. Buscan líder con el único propósito de desbancar al adversario del machito, no porque lo esté haciendo rematadamente mal, si no que los nuevos líderes y su tropa también quieren la oportunidad de negocio. Para nada les importan los 46,77 millones de habitantes ni los 505.990 Km2 de tierra que tiene el País.

      ¿Cómo pueden satisfacernos con tan pobres resultados? Los ciudadanos no quieren un simulacro (estamos hartos de malabarismos), queremos toda una revolución, un cambio profundo, radical y completo de instituciones. Queremos una Federación de Estados Democráticos (las autonomías son un verdadero fracaso que han empobrecido aún más este País). Queremos poderes electivos y responsables, queremos una Democracia real, (el modelo de gobierno que muchos años han impuesto, está muy alejado de ella). queremos todas las instituciones del derecho popular, queremos la autonomía de hombres y mujeres y de todos los organismos humanos en igualdad de condiciones, queremos sanidad, educación y servicios sociales de calidad y públicos, queremos trabajo de calidad que nos permita vivir con decencia, queremos hombres y mujeres decentes en la política, y que trabajen para el País y sus ciudadanos que es quien les paga, queremos quitarnos el yugo que viene aficiándonos hace muchos años. Queremos ser personas libres.

      Contra lo que se creía y se esperaba, de todo aquello que nos prometieron al restaurar la Democracia, por cierto, descafeinada. Sólo hemos visto las vergüenzas de gobiernos y políticos varios, sólo hemos sufrido humillaciones y pobrezas, bajo tiranos modelos de gobierno con un único fin, continuar engrandeciendo su particular chiringuito.

Se buscan líderes, ¿para seguir con el mismo modelo de negocio?

 

José Antonio del Rosario

 

viernes, 3 de marzo de 2017

CARNAVALERA HIPOCRESÍA




CARNAVALERA HIPOCRESÍA

 

Permítanme que no me dirija a la CURIA como hermano:

Hoy diré que estoy viviendo horas de alegría, pues como todos los años volvió Don Carnal. Una fiesta pagana llamada carnaval donde triunfa la frivolidad, la picaresca, la guasa y la coña. Donde se manifiestan la creatividad del diseño y la representación oral, donde se da rienda suelta a la sátira y a la provocación, días de sana diversión.

Un año más triunfó el voto en las galas de la Reinas y las Drags, en el concurso de murgas y comparsas, y triunfó el aplauso de una muchedumbre enardecida por sus carnestolendas. Triunfó el respeto y la honestidad, triunfó la cortesía y la educación, triunfó la alegría y el divertimento, y triunfó la fiesta de Don Carnal.

Lo he recordado con profunda alegría y con sentido guasón, al ver esta mañana la grabación que me han hecho llegar de las carnestolendas de Las Palmas de Gran Canaria. Viendo a miles de personas, coreando, aplaudiendo y votando, y se me han llenado los ojos de lágrimas de la alegría picaresca en sus letras y sus sonoros son.

Y llegó el Quijote y dijo; amigo Sancho con la iglesia hemos topado.

Con gran escándalo y estupor la hipocresía se manifestó, en medios de comunicación y en la RTVE, salieron obispos, curas, presidente cabildicio y gente con rencor. Y nos invita el obispo a eucaristía para darnos el perdón, por los treinta días de alegría y gran diversión.

Y estando en estas y con estas chanclas el obispo de Alcalá manifestó, que hay que quitarles el voto a las mujeres porque el pensar no es su razón.

Mientras esto decía un tolete en el párrafo anterior, el papa Francisco claro lo dejó: “Las reivindicaciones de los legítimos derechos de las mujeres, a partir de la firme convicción de que varón y mujer tienen la misma dignidad, plantean a la Iglesia profundas preguntas que la desafían y que no se pueden eludir superficialmente”.

Cada ser es uno, y siendo dueño de su vida puede hacer de esta lo que desee respetando siempre el de al lado. La Curia religiosa es la menos valedora para hablarnos de moralidad, de libertad de expresión, de frivolidades, de honestidad y coherente respeto en la convivencia. La CURIA de todas las religiones en este planeta, son las que con honestidad y respeto deberían pedirnos perdón diariamente por sus desmanes, por sus intrigas, por sus amoralidades, por sus homofobias, por sus torturas por creernos infieles y en discriminación de sexos, por sus crímenes (armaron ejércitos para ello), y por la preferencia de estar siempre al lado de los poderes políticos y del capital, siendo estos en su mayoría meros dictadores.

Afortunadamente para el mundo, las nuevas generaciones en la vida religiosa y católica, en su mayoría piensan y actúan con mayor honestidad, respeto y libertad.

 

P. D. Recen por ustedes, es de hipócritas afirmar que nosotros no lo hacemos.

 

 

José Antonio del Rosario

sábado, 11 de febrero de 2017

PASIÓN POLÍTICA





PASIÓN POLÍTICA

 

 

      Los peores vicios de cualquier establecimiento del Estado, esto es, aquellos más perjudiciales y más difíciles o casi imposibles de desarraigar son aquellos que nacen con el establecimiento mismo ya de por sí politizado y manipulado. La perfección en las cosas humanas es un ente imaginario, es más acertado decir que lo perfecto no existe sino relativamente, así cuando a esta natural imperfección se agregan las pasiones o la ignorancia, o uno y otro, hacen fallar la obra que parece más perfecta. No hay ciudadano alguno que, estando dotado de un mediano juicio, no conozca toda la importancia del establecimiento de la Constitución.

      En los pueblos en general se suele abusar de la sencillez y honradez de sus habitantes haciéndoles creer que los políticos se interesan en aquello que se exige de ellos. Mucho de esto conocemos en el día a día en las arengas de cualquier político subido en una tarima o sección plenaria, así no hay que creer de modo alguno que la correcta y honrada política peligre, como alo andan diciendo muchos: es falso, antes, por el contrario, lo que peligra son sus intereses temporales que con grave perjuicio para el pueblo han gozado hasta ahora los llamados representantes del mismo.
 

      Para ser elector no se necesita ninguna ciencia, los más literatos, intelectuales y bachilleres suelen ser los desestabilizadores de un País: un labrador honrado de buenas costumbres y medianamente despejado aun cuando no tenga medianamente estudios ningunos, puede ser no solo un buen elector sino un buen Diputado para las Cortes o Presidente de un País, mejor acaso que otros muchos que no se explican sino con palabras estudiadas, enrevesadas y con un amasijo laberíntico de difícil entendimiento. Un intelectual, literato o bachiller difícilmente podría decirle a un agricultor cómo se cultivan papas.
 

      la política administrada en cualquier País democrático, debe tener siempre por objeto el bien común y la equidad, pero cuando domina la pasión en política, su hipocresía y su malicia van más allá que cualquier otra clase de pasiones. Política es tutela de las muchedumbres, o del mayor número de los que viven en sociedad, y ha de ser la mejor condenación para todos aquellos que desempeñan cargos públicos que tienen ocultos afectos apasionados hacia personales intereses. Afectos personales que pueden engendrar, en una política personal a gusto de pocas personas, en detrimento de la mayoría de los ciudadanos, a quienes la política debe proteger y amparar. Cuando a un político se le asigna la dirección de un establecimiento público, este, difícilmente le será rentable al Estado. Y es que el vicio y la ambición le puede más que la honradez y el conocimiento funcional del establecimiento que dirige, por lo tanto, el déficit está asegurado.

      ¿Y qué político, de estos que turnan en el poder, colocado, entre las exigencias del partido o de sus hombres y mujeres y las exigencias de la nación es capaz de romper una lanza en favor del Estado y el bienestar de sus ciudadanos? No es política lo que hacen, ni puede ser veraz ni legítima: la ley es la expresión del derecho, nacido con la naturaleza; no con los partidos, ni de mayorías serviles, ni de minorías codiciosas.
 

      La política partidista tiende a lo contrario: divide, desestabiliza y desconcierta. La pasión política se presta a la doblez de la palabra: hablar del bien y producir el mal; hablar de libertad y producir la tiranía; hablar de moralidad y cubrir sus actos de escandalosas corruptelas. La chatarra política sólo se preocupa de amontonarla para luego distribuirla en paraísos fiscales, en empresas fantasmas y turbios negocios, y de paso defraudar al Estado que le paga.
 

      Así es la pasión política impuesta por hombres y mujeres sin la más mínima decencia, sin escrúpulos y ayudados por la inacción de aquellos que juraron acción. Pasión política detestable ante los hombres y mujeres que luchan diariamente por un Estado del bienestar, y que condenan y maldicen con buen sentido aquella divina máxima: “Detesto la doblez de la palabra” ¿Y qué otra cosa que doblez y falsía y mentira han producido los Gobiernos que han abortado la Democracia? 

 

 

José Antonio del Rosario

 

 

lunes, 30 de enero de 2017

SONOROS AMBIENTALES





SONOROS AMBIENTALES

 

      La mayoría de los ciudadanos felicitamos al gobierno instalado en el Consistorio de la Capital de la isla de Gran Canaria, por tan sofisticada sonorización que nos permiten deleitarnos de los cientos de conciertos de muy diversos estilos musicales que soportamos todos los días con sus noches, para divino castigo de nuestra tranquilidad.

Con el anterior gobierno la mayoría de los contribuyentes del municipio, y sobre todo los de su Capital, estábamos más que hartos de que nos rompieran los tímpanos el alto volumen de tantos sonoros estilos, con que nos deleitaban todo tipo de comercios, hogares y parque automovilístico. Maldito fue el caso que hicieron entonces a tanto escrito de protesta.

Ayer se escuchaban estos conciertos cuatro calles distantes del punto de partida, hoy los escuchamos desde Vegueta hasta el Obelisco lejos del mismo punto. La mayoría de los ciudadanos creíamos que con el nuevo gobierno en nuestro Consistorio cesaría o se apaciguaría en gran medida, esta sofisticada forma sonorizadora de agravarnos bastante más las jaquecas y desequilibrios que padecemos diariamente, debido a la inacción de aplicar la ley, por aquellos que tienen el deber y la obligación de ejecutarlas.

Y es que, ¿cuándo desde el Consistorio nos demuestran día y noche que el área encargada de Proteger el Medio Ambiente contra Ruidos y Vibraciones con su edil al frente no funciona? No son capaces de tomar drásticas medidas para subsanar este grave problema por el bien de la comunidad. A no ser, que este caos forme parte de la modernidad que el nuevo gobierno quiere darle al municipio para atraer un turismo de alta calidad (?).

Según los residentes, parece ser que desde el servicio encargado a tal fin sólo tienen una unánime contestación, “DENUNCIE USTED”. Con más de 380.000 habitantes, se preguntan cuántos miles de denuncias se hacen anualmente para que sólo al 1% se le dé el visto bueno de infracción de la Ley.

Los contribuyentes nos preguntamos para que tenemos que sufragar los gastos de muebles y material de oficina, de aparatos y consumibles informáticos, de personal y otros tantos varios en acondicionar un departamento, que en nada o en casi nada, es capaz de solucionar esta sonora lacra social. Para qué este derroche de dinero si a la pregunta del policía local ¿va Usted a denunciar? Y al consentir nos vemos obligados a contratar abogado, procurador, más el papeleo que todo esto conlleva para terminar ante un juez que con suerte nos dé la razón. Esto continuará sucediendo para desgracia del contribuyente, mientras que desde la administración municipal se sigan cursando sanciones administrativas irrisorias, dando siempre ventaja al infractor que con una sonrisa pagará sin mayor problema.

La Asociación Española para la Calidad Acústica (AECOR) calcula que el 32% de los ciudadanos están sometidos a un nivel de ruido ambiental superior a los 55 decibelios durante la noche y el 24% reciben un impacto que supera los 65 en el promedio de las 24 horas del día.

Comprobado está, que en otros países el turismo de alta calidad busca sobre todo tranquilidad y seguridad, “algo de lo que este municipio adolece, para desgracia del residente y de quienes nos visitan”. También demandan calidad profesional en servicios hoteleros, restauración, ocio, etc, que les garanticen una estancia segura y que les dé confianza en el regreso.

Pero, sobre todo, los ciudadanos de este municipio les demandamos la adecuación del mismo no sólo para el turista que nos visita, los residentes y contribuyentes también pedimos Ley y Orden.

De igual modo que lo pide el turista para venir, les recordamos que nosotros hace tiempo que estamos aquí.

 

 

José Antonio del Rosario

 

miércoles, 18 de enero de 2017

EMIGRANTES DE CONVENIENCIAS




EMIGRANTES DE CONVENIENCIAS

 

        Desde el siglo XVI los canarios fuimos emigrantes, bien a la fuerza o como esclavos hacia la conquista del Nuevo Mundo. Santo Domingo primero y La Habana después fueron los principales destinos canarios. De forma lenta se iría desarrollando un movimiento migratorio de comerciantes y de agricultores. La emigración a Venezuela y Cuba en los siglos XVII y XVIII fue a partir de 1670 en que la emigración presenta un carácter masivo y familiar.  Entre 1835 y 1850 Macías Hernández considera que al menos 50.000 isleños emigraron, de los que casi un tercio se dirigieron a Cuba. Si el censo de 1846 recogía la presencia de 19.759 canarios en la Isla, el de 1862 los eleva a 45.814, a pesar del descenso en la corriente emigratoria canaria a partir de mediados de siglo. Nuevamente reactivada a fines de la década de los setenta, más de 60.000 canarios emigraron hasta el inicio de la guerra de independencia cubana.  Las condiciones de hambre y miseria en las islas, dieron lugar a la emigración que se prolongó hasta la tercera década del siglo XX. Partieron a buscar en otras tierras lo que en la suya le negaban.

        La emigración en el siglo XXI ronda en los 2,1 millones de españoles que, según los datos difundidos por el Instituto Nacional de Estadística, residen en el extranjero a fecha 1 de enero de 2015. Pensemos en muchos más, pues la difusión de cifras por los organismos oficiales, siempre tiran a la baja para contentar gobiernos de turno. La emigración actual no varía demasiado a las anteriores; precariedad laboral, salarios y horarios propios de esclavos, desestabilización política, enseñanza deficitaria, sanidad y servicios sociales a convenir por la empresa de turno, el agua, luz, gas y combustibles más caros de Europa, desproporcionados impuestos para la mayoría de los ciudadanos que no revierten en necesarias mejoras, la demora de hasta seis meses o más de las administraciones en tramitar proyectos, permisos, ayudas, etc, etc.

       Y todo esto para nuestra desgracia, es debido a que los gobiernos de turno se han postulado en favorecerse a sí mismos y darle más cacha a los viejos y nuevos caciques. La implantación de un sistema político interesado y la precariedad del mismo para la mayoría de los ciudadanos, derivan en tremendas desigualdades, en la emigración forzada y en la contratación foránea de mano de obra barata venga de donde vega, no importándoles la intensión ni el modo.

       Los emigrantes canarios conservaron sus costumbres, cultura y religión, pero nunca las impusieron, en los países que les acogieron respetaron sus leyes, su cultura, sus costumbres, su religión y fueron capaces de integrarse en ellas, aprendieron de ellas y enseñaron las suyas. Las formulas políticas multiculturales de esta época, “La multiculturalidad pretende promover la igualdad y diversidad de las culturas” no las imponen, al igual que las leyes de cualquier País han de ser respetadas por sus ciudadanos y por los que vienen de fuera.

       Pero se da el caso, que muchos países europeos acogen a emigrantes porque precisan mano de obra y estos en vez de estar agradecidos de que un País extranjero les acoja y les dé trabajo, intentan imponerles sus culturas, sus costumbres, sus religiones y leyes. ¿Quién les obligó venir? ¿quién o quienes le llamaron? Son los inmigrantes, los que deben adaptarse. O lo toman o lo dejan. Aceptamos sus creencias sin preguntar por qué. Todo lo que pedimos es que usted acepte las nuestras, y viva en armonía y disfrute en paz con nosotros. Si ustedes no están contentos aquí, entonces váyanse.

       Si nuestras costumbres, nuestra cultura, nuestra religión les ofenden, consideren vivir en otra parte del Mundo o regresen a sus países de origen. Aprovechen otras de nuestras grandes libertades europeas, "el derecho de marchase".

Quizás lo que está ocurriendo en esta Europa de nuevo cuño, sea la permisividad intolerante y la inacción en ejecutar las leyes.

 

 

José Antonio del Rosario